Oficina de Control Disciplinario Interno

El Código Disciplinario Único, Ley 734 de 2002, en su numeral 32 del artículo 34, determina que toda entidad u organismo del Estado deberá implementar y organizar una unidad u oficina de control disciplinario interno, al más alto nivel jerárquico.

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses por medio del acuerdo 08 del 2012, modificó la estructura con el fin de ampliar cobertura, mejorar la oportunidad en la prestación del servicio   y facilitar el manejo eficiente de los recursos financieros, físicos y humanos, acorde con los planes y programas establecidos para el cumplimiento de la misión Institucional, en dicho acuerdo se le asignó unas funciones a La Oficina de Control Disciplinario Interno aparte de las ya señaladas en la Ley las cuales fueron.

1. Ejercer la función disciplinaria de acuerdo con la Constitución y, la Ley.

2. Instruir y fallar en primera instancia, los procesos disciplinarios contra los servidores públicos de la Entidad, salvo las excepciones previstas por la Ley.

3. Adelantar actividades orientadas a la prevención de las conductas disciplinarias y responsabilidades de los servidores del Instituto en desarrollo de sus funciones.

4. Atender requerimientos de los diferentes organismos de control y demás autoridades relacionados con las actuaciones disciplinarias y preparar los informes respectivos.

5. Presentar informes estadísticos sobre los procesos disciplinarios.

6. Coordinar el trámite de quejas, reclamos y sugerencias que se formulen ante el Instituto con ocasión de la prestación del servicio. (Competencia de la Oficina de Atención al Ciudadano)

7. Las demás funciones que le sean asignadas o delegadas con ocasión a las competencias legales y reglamentarias.

 

“El control disciplinario es un elemento indispensable de la Administración Pública, en la medida en que el mismo se orienta a garantizar que la función pública sea ejercida en beneficio de la comunidad y para la protección de los derechos y libertades de los asociados. El derecho disciplinario "... está integrado por todas aquellas normas mediante las cuales se exige a los servidores públicos un determinado comportamiento en el ejercicio de sus funciones, ya que los servidores públicos no sólo responden por la infracción a la Constitución y a las leyes sino también por la omisión o extralimitación en el ejercicio de sus funciones (CP Art. 6°)." En principio, el control disciplinario interno es una consecuencia de la situación de sujeción y de subordinación jerárquica en la que se encuentran los servidores públicos, con el objeto de mantener el orden en las diferentes entidades del Estado y para garantizar que las mismas respondan a las finalidades del Estado previstas en la Constitución. En este orden de ideas, el control disciplinario interno, por su misma naturaleza, está confiado a los respectivos superiores jerárquicos, en quienes reside la responsabilidad de velar porque cada una de las dependencias del Estado se oriente a las finalidades de servicio público que le son propias”.[1]

 

 

José Guillermo Mateus Corredor

Jefe de la Oficina de Control Disciplinario Interno

Teléfono: 4069977 Ext 1217

Dirección: Calle 7A No. 12A-51, Bogotá, Colombia (piso segundo)

Correo Electrónico: cdisciplinario@medicinalegal.gov.co     

 

[1] Sentencia C-1061/03